Si buscás cambiar la imagen de tus ambientes, los revestimientos se presentan como una herramienta útil, práctica y sencilla, que consigue dar nuevos aires en poco tiempo y con una estética singular a partir de múltiples texturas, colores y materiales.

 

 

Los revestimientos de madera aportan valor agregado, no sólo por su acabado sino también por sus propiedades naturales.

Existen diversas formas de aplicación, dependiendo qué conviene en cada proyecto y según el espacio a intervenir. Lo interesante es que puede aplicarse tanto en espacios de uso comercial, en oficinas y también en viviendas.

Los revestimientos se pueden usar en un hall de ingresos, en dormitorios para revestir una pared o armar un cabecero de cama original. También se utilizan para despejar los antiguos racks y colgar el aparato de TV en una pared revestida, liberando más espacio. Finalmente, también pueden revestir puertas para esconderlas y hay diseños hasta para dentro de un baño.

Lo más tradicional para revestimientos es el machimbre (1/2″) o como el pino (la más económica) o bien el eucalipto sin nudos o Grandis. 

 

 

Desde Oxipal recomendamos consultar y evaluar el diseño seleccionado, ya que es muy importante asesorarse respecto al tipo de madera y sus protecciones, ya sean para interiores o exteriores.

Fuente: https://www.lavoz.com.ar/